Parto en Casa: Equipo

Mis comienzos en los partos domiciliarios fueron en solitario, después, en enero de 2016, decidí acudir acompañada de una doula u otra compañera matrona. Porque dos cabezas piensan mejor que una y 4 ojos ven mucho más que 2. Así fueron viniendo conmigo distintas personas que se quedaron un tiempo y me aportaron experiencias muy bonitas. Y de pronto, en un parto de hace más de dos años, apareció una doula que había contratado la mamá. Yo no la conocía y me extrañó acudir al domicilio con alguien que no había visto antes. Ella era Ariana y aunque el comienzo fue un tanto extraño, decidimos conocernos previamente y cuando estuvimos acompañando juntas aquel parto, sucedió la magia. No fue un parto fácil y gracias a tener a Ariana aquel día, fue dándonos a todos la mano hasta convertir aquello en una fiesta. Y lo disfrutamos, bailamos, cantamos, pintamos, reímos…y Haya nació suavemente en el hogar de sus papás. Ese fue el comienzo de nuestra historia, porque hasta casi un año después, no volvimos a trabajar juntas. Fue entonces cuando decidí que sólo quería trabajar con ella, o más bien, que no quería trabajar sin ella. Juntas somos más fuertes, mejores profesionales y mejores personas. Desde aquel momento, hemos acompañado muchos partos juntas y lo seguimos disfrutando, haciendo reír a las mamás y papás, convirtiendo el parto en una celebración de vida.

Acompañarte juntas en tu viaje al encuentro de tu bebé, es algo divertido, sanador, auténtico y único, que nos encanta y disfrutamos casi tanto como tú. Es también tener los pies en la tierra, afrontar realidades junto a las mamás y papás, entendernos sin palabras para ofrecer lo que cada una necesita.

«¿Te acompañamos?»

Quienes somos y cómo trabajamos juntas

Patricia y Juan

«En Diciembre de 2018 nació nuestro hijo en casa. Ha sido una de las vivencias más importantes y gratificantes de nuestra vida, y ha servido para unirnos más como pareja y como familia.Estamos muy emocionados y agradecidos de que haya podido nacer en la intimidad y la tranquilidad de nuestro hogar. En todo momento nos hemos sentido seguros y confiados, acompañados por nuestra matrona y nuestra doula, dos grandes profesionales. La experiencia ha servido para conectar, como mujer, con mi dimensión más espiritual, y me ayudó a sentir una confianza plena en la capacidad de mi cuerpo para dar a luz a mi hijo.»

Consúltame tus Dudas

Si después de contarte un poco por encima quién soy y lo que puedo ofrecerte, tienes interés en conocerme, ponte en contacto conmigo. Estaré encantada de atenderte.