Tacto vaginal

3
May

Membranas íntegras

A cualquier profesional que vaya a asistir partos, una de las primeras herramientas que se le enseña, es hacer bien un tacto vaginal. Con él podemos controlar del proceso del parto, si progresa adecuadamente (como si esto fuera la asignatura de matemáticas) o si se estanca. Aun en la formación que recibí de la matrona en Nicaragua y la partera en Perú, los tactos – aunque no frecuentes ni mucho menos-, formaron parte del aprendizaje.

Nos han enseñado los centímetros que debe tener un cuello para saber si ya ha comenzado el trabajo de parto o no, incluso hay mujeres que, en un control rutinario, sin tener contracciones, han quedado ingresadas porque en un tacto vaginal se les ha visto que estaban de 3 cm. Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies