Descripción del proyecto

«Poder dar a luz en mi casa, en un ambiente cálido, con las personas elegidas, al ritmo de mi cuerpo y sin prisas, con libertad para ser y expresar lo que venía desde dentro… Ése es el mayor regalo que se me pudo dar en la vida. Ser escuchada, respetada, sentirme poderosa ante el acontecimiento, sentirme protagonista de lo que estaba ocurriendo, me hace sentirme profundamente agradecida ante quienes hicieron que mi sueño se tornara realidad. Una realidad inesperada, brutal y salvaje, dolorosa y cálida, laaaarga y agotadora, y mía, sobre todo, mía. Lo dicho, gracias bonita por ser como eres. Gracias por haber estado allí, lanzada, atrevida, nadie lo hubiera hecho si no hubieras sido tú!»