Descripción del proyecto

Gran profesional, gran persona. Nos dió el parto que nosotros queríamos y nuestra hija se merecía; siempre atenta, cariñosa, humana, cercana, accesible y profesional. Irradia sabiduría, paz, serenidad y confianza. Todos los elogios que diga se quedarán cortos.
Acudimos a ella ya muy avanzado el embarazo, con mi marido sin terminar de convencer por miedo a mi enfermedad, y Laura siempre nos dió disponibilidad de disipar todas nuestras dudas y hablar sobre nuestros miedos. Tampoco puedo decir porqué, pero a mí desde el principio siempre me dió confianza y seguridad, y acabó dándosela también a mi marido. El día del parto vino muy rápido (aún siendo de noche y con la distancia que hay hasta Teruel), y nos dió a mi marido y a mí la experiencia más bonita del mundo. Tocar la cabecita de mi niña cuando estaba saliendo… Inexplicable esa sensación tan linda y sentir a mi marido y a Laura apoyándome y dejándome parir libremente sin prejuicios, sin pegas… Sino ayudándome a dejar fluir mi cuerpo y hacer lo que necesitaba en ese momento… Sin palabras… Fué tan lindo y respetuoso… Mi primer parto fue en el hospital (para mí horrible, aunque médicamente hablando fue bueno) y el segundo en casa… Y no hay color entre uno y otro. Por mí y por mis hijos el próximo otra vez en el calor del hogar y en el calor de la sabiduría y la fuerza de Laura