Buenas tardes a todos. Tras varias semanas sin poder escribir nada, hoy os vengo a hablar sobre el estreptococo B positivo durante el embarazo.

Supongo que muchas de vosotras sabréis en qué consiste, es una bacteria presente en el tracto digestivo que cuando está controlada (al igual que la cándida) no nos da problemas, pero cuando se altera nuestro equilibrio interno, nos coloniza también en vagina y tracto urinario y allí es cuando produce problemas. En todo el mundo entre un 10 y un 30 % de las mujeres embarazadas tienen EGB positivo en algún momento del embarazo.

Sobre la semana 35 de embarazo (dependiendo de cada comunidad autónoma) se hace un frotis recto-vaginal para analizar si estamos colonizadas por la bacteria o no. En caso de que diera positivo, nada más ingresar de parto en el hospital nos pondrían antibiótico para prevenir los posibles casos de contagio e infección en el recién nacido.

Ahora bien, lo primero que me gustaría aclarar es que, como todos los protocolos, esto del antibiótico cambia de un país a otro. En Alemania no usan antibióticos, sino aromaterapia en cápsulas rectales, hecha específicamente para cada mujer. En Inglaterra no usan antibióticos en todas las mujeres contagiadas, solo en aquellas que cumplen varios factores de riesgo. Esto es algo que me gusta especialmente, individualizar. Porque trabajar individualizando da mejor calidad en los resultados y atiende mejor la situación de cada mujer durante su parto.

Otro dato interesante es que la infección de EGB va y viene, es decir, que tú puedes estar infectada en la semana 35 y no estarlo para cuando te pones de parto. Y al revés.

¿Qué ocurre con el bebé? De todas las madres con EGB positivo, un 50% de los recién nacidos se contagian y de éstos, únicamente un 1-2% desarrollan una infección.

También decir que cada vez existe más controversia sobre la antibioterapia aplicada indiscriminadamente a las mujeres de parto. En una revisión Cochrane se afirma que no hay pruebas concluyentes para defender la administración por protocolo de antibiótico para evitar una sepsis neonatal.

¿Se puede eliminar el estreptococo con medidas alternativas? Si. Ya hay estudios, que demostraron en laboratorio que el ajo y los probióticos impiden el desarrollo de nuevas cepas de la bacteria o la eliminan por completo. Los probióticos deben ser ingeridos oralmente y el ajo, además de ingerir grandes cantidades se introduce en vagina uno por el día y otro por la noche. Durante todos los días hasta el parto.

Y esto es ya cosecha propia y no tengo evidencia, solo es lo que yo siento y lo que haría si a mí me ocurriera. No todos nos contagiamos a pesar de estar en contacto con la bacteria o el virus en el mismo entorno. Tampoco todos desarrollamos la misma infección, a cada persona le afecta de manera diferente. Siento que mi estado de ánimo y mis emociones alteran mi inmunidad y así mismo sucede con el bebé que llevo dentro. Mas conexión, amor, entrega, comunicación con nuestros hijos y menos miedos.

www.porunpartorespetado.blogspot.com.es/2014/05/estreptococo-positivo-egb-y-parto-en.html?m=1

www.evidencebasedbirth.com/groupbstrep/

www.vullserinformada.donallum.org/cultiu-de-lestreptococ-del-grup-b-que-he-de-saber/

http://www.cochrane.org/CD007467/PREG_intrapartum-antibiotics-for-known-maternal-group-b-streptococcal-colonization

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies