Hace ya varios meses, un 15 de mayo recibo un email de una mujer a la cual le había dado mi contacto una fisioterapeuta estupenda llamada Amanda. Esta mujer, Marisol, me escribe: Hola, me llamo Marisol y este va a ser mi tercer parto. Estamos un 50% convencidos de que sea en casa: mi marido un 0% y yo el otro 100%, pero aún me queda tiempo para convencerlo.

Debo decir, que el pobre hombre escuchó con paciencia toda la información y jamás me puso trabas, al revés, incluso me ha hecho regalos para otras madres en sus partos, porque es carpintero. Recuerdo bien nuestro primer encuentro con la entrevista prenatal larguísima que suelo hacer y cómo él nos hacía reír a Marisol y a mí, porque otra cosa no, pero payaso es un rato largo.

Así continuó una relación durante meses de lo más normal, con mucha naturalidad fuimos hablando por teléfono, haciendo video llamadas por Skype, visitas en persona, mensajes de what´s up… Todo para conseguir ése vínculo tan especial que luego hace que todo vaya bien el día del parto.

Marisol convencida de que su tercer varón nacería como los dos anteriores, alrededor de su fecha probable (día mas, día menos), no se esperaba que Jorge le tuviese guardada una sorpresa. Todo el pueblo sabía ya que esta buena mujer empezaba a pasarse de fecha y la presión empezó a ser tan fuerte que logró derrumbarla por momentos. Queridos vecinos, frutera, profesora del cole, compañeros de trabajo, viandantes …: ESA MUJER QUE ESTÁ EMBARAZADA, YA SABE QUE ESTÁ PASANDO SU FECHA PROBABLE Y NO TIENE NI IDEA DE CUANDO NACERÁ SU HIJO!!!!!! Pesados que sois todos a veces leñe.

Iba a ser un parto peculiar, especial, en manada. Íbamos a contar con la presencia de Amanda, la fisio, Eva, la prima de Marisol, su marido Ángel, los dos hijos mayores de la pareja, un amigo fotógrafo ( www.chusico.com ), mi compañera Carmen y yo. Algunas mujeres necesitan soledad y otras, compañía. Marisol no quería estar sola, es mujer de compartir, de regalar, de enseñar al mundo lo que sabe y lo que tiene, MADRE en mayúsculas, generosa, humilde, sencilla, acogedora, creativa, práctica, amorosa y una gran gran persona. A veces la suerte la tenemos nosotros de atender personas así, como si nos hicieran un regalo.

Parió un día antes de cumplir 42 semanas de gestación, cuando habíamos decidido esperar a que Jorge llegara el día que quisiese él. Fue un parto de lo más normal, como lo que debería ser, natural, sin darle más espectacularidad que la del día que nace Jorge y que todos los años celebraremos. Aceptando las contracciones y el tiempo que pasa como lo que tiene que suceder, ni más ni menos.

Os dejo con su reportaje, ¡grande Chusico!!

10 Comentarios

  1. maribel-Responder
    13 marzo, 2018 at 10:53 am

    Enhorabuena!! Que bonito, que montón de emociones…

  2. Cristina Pellicer-Responder
    13 marzo, 2018 at 10:54 am

    Marisol Felicidades!
    Que ilusion veros. Un abrazo grande desde Asturias.
    Como estan mis niños?

    • Laura Sola-Responder
      13 marzo, 2018 at 10:55 am

      Sus niños guapisimos. Ya te contesto yo, que ella desde aqui no puede. Un abrazo fuerte Cris!!

  3. Marta Sola-Responder
    13 marzo, 2018 at 10:55 am

    Hola Laura! He visto el parto por ” casualidad” y me ha resultado muy emocionante. Además, te llamas igual que mi hermana ?

    • Laura Sola-Responder
      13 marzo, 2018 at 10:56 am

      Que bonito apellido, a mi me ha servido de mucho la verdad…:-)

  4. Diana-Responder
    13 marzo, 2018 at 10:58 am

    Menos mal que todo fue bien. Porque si va mal, no lo cuentas ni tu ni tu hijo. Hablo por experiencia, yo sufrí una rotura de utero, todavía no he logrado superar la experiencia traumática qué viví. Gracias a Dios, estaba ya en el hospital, y gracias a eso, estamos bien las dos.

    • Laura Sola-Responder
      13 marzo, 2018 at 11:05 am

      Cuanto siento lo q te sucedió, desde luego, es para quedarse con mal cuerpo. Sin embargo, como profesional, tras haberme tocado estudiar a fondo la rotura uterina para realizar sesiones clinicas, suele darse en la mayoria de las veces, con factores que tienen que ver con la intervención hospitalaria, es decir, la falta de movimiento, debido a la epidural, estancamiento de un parto por ello y la puesta de oxitocina sintética, forceps, ventosa o maniobra de kristeller entre otras muchas cosas. No conozco tu historia, por ello no debo ni quiero juzgarla. Pero las complicaciones en casa, donde no existe intervención son rarisimas y la mayoria, se puede hacer un traslado con tranquilidad. Es imprescindible que el equipo que atiende realice una buena historia obstetrica donde poder prevenir complicaciones o saber derivar en el momento adecuado. La falta de información o la manipulación de la misma con los partos en casa es bastante grande a dia de hoy, pero lo cierto es que ni en casa ni en el hospital, tienes la seguridad completa. Es lo que tiene estar viva y traer un hijo al mundo, que conlleva sus riesgos, por eso es tan importante informarse bien de todo y hacerse responsable en vez de delegarlo todo en manos de un sanitario, por muy buen profesional que sea. Siempre digo, que nadie sabrá mas de tu embarazo,que tu misma. Es tu cuerpo! Un abrazo grande que te daría en persona y felices fiestas!!

  5. miriam-Responder
    13 marzo, 2018 at 11:07 am

    Que bonito!!! Me he emocionado… Felicidades a todas, en especial a esa mama VALIENTE!

  6. Beatriz Vicente-Responder
    13 marzo, 2018 at 11:07 am

    Hola Laura, había visto el video de la mano de Chusico, y me alegro de tener ocasión de darte a ti la enhorabuena también. Son unas preciosas y emocionantes imágenes. Felicidades a la familia también, son geniales, un saludo.

    • Laura Sola-Responder
      13 marzo, 2018 at 11:08 am

      Hola Beatriz, gracias por tus palabras!!!se nota que a Chusico y a mi nos gusta nuestro trabajo, jejeje. Un beso

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies