Llevo dos semanas que me cuesta levantarme, intentando entender qué hago ahora con ésta gran lección que me dejas. Quienes trabajamos tan cerca de las mujeres no podemos evitar que las emociones nos calen bien dentro, que nos emocionemos al veros recoger a vuestros hijos, que nos duela el cuerpo con vuestros duelos y lloremos en nuestras casas mientras nadie nos mira. Porque como me dijo el otro día la partera con la que aprendí, nadie te cala tan dentro como una mujer que da a luz contigo, y nadie le cala a ella tan hondo como la mujer que tiene delante y a la cual mira a los ojos mientras recoge a su bebé. El vínculo que se genera en ese instante no se puede explicar, es magia, es divino, extático e infinito. Y yo prefiero llorar ahora y seguir cerca, que no vivirlo nunca más. Así de intensa soy, qué le vamos a hacer. Para lo bueno y para lo malo.

Aun así, están siendo días muy duros sin ti, los que te queremos, te echamos de menos. Tu marido que te ama, y del que me dijiste que estabas más enamorada que nunca, tus bebés que se acostumbran poco a poco a los brazos de quienes los hemos ido cuidando y quienes intentan hacer tu papel lo mejor que saben y pueden. Te confieso que me he sentido impotente, queriendo hacer, solucionar…sin tener respuestas ni un camino claro. Pero confío en ti, en tu fe que movía montañas, y recuerdo tu parto una y otra vez: https://www.laurasolamatrona.com/nacer-en-mi-casa/

Querida Sara, ojalá dentro de unos años, todas las mujeres en su postparto (el cual dicen que puede durar hasta 2 años), reciban toda la atención que necesiten. Ojalá todos tengamos la información correcta (acabo de descubrir que sobre psicosis postparto tengo en mis apuntes un párrafo y aunque no forma parte de nuestras competencias, no está de más saber del tema). Ojalá haya una sociedad entera concienciada de lo que es una depresión postparto y una psicosis postparto, cuyos síntomas no tienen siempre que ser desde la absoluta tristeza. Recuerdo cuando me dijiste que habías logrado tu sueño, parir, recoger a tu bebé tú sola, en mi bañera, junto a tu marido y mientras Ariana y yo admirábamos tu valentía. Qué orgullosa estabas de ti misma. Saltaste mis miedos y los usaste de trampolín para volar hacia tu objetivo. Te recuerdo en el encuentro de panzas y crianzas diciendo que estabas viviendo la mejor época de tu vida, que todo había cambiado. Mujer valiente, rodeada de gente que te amaba y que hoy te echa de menos.

Dejo aquí algo de información sobre la psicosis postparto: Una o dos mujeres cada 1000 pueden sufrirla, no tan raro, la misma estadística que para el Síndrome Down. No necesariamente viene tras una depresión y la mayoría de las veces se trata de una descompensación bioquímica en nuestro cerebro que genera síntomas, en pocos días. Los síntomas principales son:

– excitación, elevación excesiva de ánimo.

– depresión, ansiedad o confusión.

– irritación excesiva, agitación o animo cambiante de forma constante

– Ideas delirantes o creencias que pueden no ser ciertas

– Alucinaciones (escuchar, ver, sentir u oler cosas que no existen)

– Manía (animo elevado con pérdida de contacto con la realidad).

– Confusión severa

Lamentablemente no hay mucho en español (estoy intentando traducir un protocolo para poder difundirlo), así que os comparto en inglés uno muy bueno que encontró Sara perteneciente a APP (action on Postpartum Psychosis) : https://www.app-network.org/wp-content/uploads/2013/12/Planning-Pregnancy-Guide-for-Women-at-High-Risk-of-PP.pdf

NO ESTAS LOCA. Es una enfermedad, y la genética, la caida hormonal y el contexto ayudan a que se produzca. Pide ayuda si notas que algo no va bien, acude a tu médica, matrona, psiquiatra, psicóloga, alguien de tu alrededor que pueda ayudarte o sepa derivarte a quien sí pueda. Tiene solución. No somos supermamas, no estamos en una competición a ver quién lo hace mejor. Busquemos la red, el encuentro, otras madres, amigas, gente que nos escuche, no nos juzgue y nos haga sentir bien. No te lo guardes para ti, no queremos echarte de menos.

Querida Sara, yo hoy decido celebrar la vida. Gracias a ti.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies