Hoy me siento inspirada con éste tema y voy a escribir aun teniendo a mis retoños rondando cerca de mí.

Aunque pregunto por la sexualidad en el embarazo a las parejas a las que acompaño, éste es un tema en el que me centro cuando el parto ya ha sucedido y pasan la cuarentena. Tu sexualidad nunca vuelve a ser la misma que antes de ser madre e incluso cambia conforme tienes partos, según como haya sido tu experiencia. El embarazo y el parto son parte de tu vida sexual, es un camino nuevo que te descubre distintos placeres y te abre puertas que ni siquiera habías visto antes. Por eso es tan importante tener un buen parto para ti como mujer, porque de alguna manera marcará tu vida sexual desde ese momento en adelante. Un parto puede sanar o puede traumatizar tu sexualidad propia y en pareja.

Un parto exige de ti dejarte llevar, abrir todas tus compuertas, fluir, ser animal, sentir, buscar lo que te hace sentir mejor, ponerte como te apetece, pedir que te toquen donde te calma y te gusta y por supuesto te exige ser tu mejor versión de ti misma. Vamos, igual que tener sexo, pero con el resultado de un niño en tus brazos, que es incluso mejor que un buen orgasmo. Algunas mujeres lo tienen todo a la vez. Suertudas.

Yo experimenté un gran cambio tras parir en casa a mi hija Babel, mi primer hijo al nacer por cesárea no supuso una mejora en mi sexualidad, sino al revés, porque recibí un trato muy violento. Babel abrió la puerta de “busco sólo lo que me da placer a mí”, con seguridad y sin miedos ni juicios hacia mí misma. Esto mismo lo observo en muchas mamás por lo que ellas me cuentan.

A veces un embarazo tiene tantos síntomas incómodos (u otras razones) que para cuando vuelves a retomar tu intimidad en pareja, igual han pasado más de 9 meses (hay que contar con la cuarentena, a pocas mujeres les apetece antes). Y cuando encuentras de nuevo ese momento tan preciado con tu pareja, parece que no os conocierais ni lo hubieseis hecho nunca… ¿Qué ha sucedido? Pues probablemente, que tú eres otra mujer y el sigue siendo el mismo de antes, no ha parido, la que ha parido eres tú y la que ha descubierto cosas nuevas sobre su cuerpo, eres tú. Por eso es importante empezar de 0, como decía el otro día un papa a su mujer: ¿tendré que volver a llevarte al cine?… Pues mira si, aunque parezca una broma, hay que retomar un tiempo de conquista, de encuentros suaves, de cortejo, de ir despacio y, sobre todo, de mucha COMUNICACIÓN. Poco a poco volveréis a cuadrar vuestros ritmos y encontrareis el punto en el que los dos disfrutáis y ésta vez, seguro que mejor que antes. La falta de tiempo, el cansancio, estar pendiente de un bebé, buscar un lugar…es emocionante (aunque al leer esto no te lo parezca) y es tan difícil encontrar el momento adecuado, que cuando te coges, te coges con ganas.

Aprovecho también para recomendaros un par de libros que a mí me descubrieron un mundo y en los cuales existe información veraz sobre nuestro cuerpo que muchas mujeres desconocemos. Aunque pueda resultar una lectura revolucionaria, seguro que os da herramientas para vuestro placer. “Pornoterrorismo” y “Coño potens” de la misma autora: Diana J. Torres, de la editorial Txalaparta. Podéis conseguirlos en el siguiente enlace: http://www.txalaparta.eus/librosautor/40524/j-torres,-diana/

Os deseo un sexo sano y placentero.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies